domingo, 30 de agosto de 2009

"impro"

miren al cielo porque los aviones se caen sobre mi, dentro de las llamas no muero, invado los alveolos y soy parte de un árbol que muere en la emoción, cuidado al respirar el miedo a la nada, te equivocas, caes sobre la calle mojada y al levantarte te das cuenta que nada era como lo planteabas, ¡felicidades! ahora ríes y no importa nada, importas tú ¿yo? si tú, no vas a cambiar y siempre estarás alineado con lo que consideras justo, no en una vanguardia, no pertences a la vanguardia, la eres desde que naciste, vomitaste, creciste, siempre en continuo cambio y la mente comienza a expandirse.

(scracht en una tornamesa de madera)

lunes, 24 de agosto de 2009


director. spike jonze

sábado, 22 de agosto de 2009

"él le dice a ella , ella le dice a él"

una pareja de escolares está sentado frente a la rivera del río mapocho abrazados a la altura del museo de bellas artes

(una hora después)

una pareja de escolares está sentado frente a la rivera del río mapocho abrazados a la altura del museo de bellas artes

(un minuto después)

él le dice a ella, "te puedo agarra una teta?"
ella le dice a él, "no"
él le dice "seré gentil"
ella dice, "si me amai de verdad, no insistirías"
él le dice "haber, ¿como es la cosa flaquita?, pero si yo la amo de verdad po, cuando la he amado de mentira, uno no se miente cuando ama asi que cuando uno ama, ama po, ama de a de veras y no de mentiras"
ella dice "haber haber, "¿como sabi tu eso? ¿si yo soy la primera que hai amado?"
él le dice "pero mira, escucha"
ella le dice a el "no voy a escuchar ni una wea"
él le dice "pero mira, escucha, escuchame po!"
ella le dice "yo sabía iba a pasar esto y pa que querí tocarme la teta, haber pa que"
él le dice "para saber como es po"
ella le dice "pa contarle a tus amigos"
él le dice "no po si queda aqui po wawita"
ella le dice "no te creo"
él le dice "¿pero a tu amigo rene le crei mas no?"
ella le dice "el rene no tiene nada que ver acá"
él le dice "¿y pa que defendí a ese culiao? acaso te gusta"
ella le dice "na que ver, viste que estai loco"
él le dice "no no no nooo yo no estoy nada de loco" (silencio)
ella le dice "¿te enojaste?"
él le dice "no me he enojao nada"
ella le dice "viste que estai enojado, yapo miamor, no te enojí"
él le dice "es que le dai cualquier color, si me amai, y yo te amo, ¿cual es el atao?"
ella le dice "en realidad pero es que me incomoda po"
él le dice "¿por qué? amor, si yo a usted la quiero enterita"
ella le dice "¿por que las tengo chicas po... ya pero que sea rápido"

y después de eso el par de jóvenes se fueron a sus respectivas casas

(dos horas después)

él le cuenta a sus amigos y ella se siente molesta, no sabe por qué.

"cansado"

mi papá se suicido ayer y me habló hoy, colgaba de la viga, me hablaba de la vida, de las mujeres y de circunstancias que vienen, desapareció, creo que la ilusión se acabó, no... no es así, de a poco vienen los veintidos años para tatuarse en mi columna, atenuan la inspiración para que los próximos días no haya dolor, aunque necesito ese unguento en mi cara para saber que todo esto no es un sueño, no hay mangueras pero la maquina me consume de a poco y soy mas listo, envenenándola, ponsoñándola, despierto sudoroso, me baño y el sol brilla, pero no lo veo

parece que tu si... ya me tocará.

lunes, 17 de agosto de 2009


llueve y estoy en casa, eso me tiene estresado, haré algo al respecto.

"5.32 am"

el cromosoma perdido, el cromosoma de dios, un viejo guiando la sonata en do mayor, hiperventilado apuntando a la destrucción, renanciendo de la carne que comiste y olvidaste vomitar (cuidado al tragar), viajas hacia al infinito y se te olvida contar, cuantas estrellas murieron, cuanta sangre se posa en tus labios y en tu cavidad bucal, torax de la guarda, dulce compañía, no me desampares y no pares, en agitarte hasta gritar, en latín, mapudungú y en coa, todo lo empírico se desace en la proa, sigamos adelante ya que no nos falta la cicatriz, que parte mi alma, marcada en tu almohada, cuando la saliva adornaba nuestras ganas, prendo una vela y no me he perdido, veo la muralla de agua y caigo rendido, dispuesto a nadar y asesinar, al que me someta a contemplar

en la hora de mi muerte, no diré amen, pa' que si yo amé bien, adelante de todos aplaudo al ganador, le grito mis defectos y el cielo se torna marrón, caigo en el aire hacia lo finito y distante, la tierra me azota hasta desarmarme en todas las partes, mi cerebro se lo come buda, mis karmas se lo autoimpone el ángel gabriel, mis pulmones fueron excomulgados y nadie me ha dicho cuanto tiempo he estado extraviado, entre el techo y la siguiente parada, entre el hablar y bailar, hasta que tu casa quedé en llamas

las cenizas me las jalo para que aparesca el alba.

"escrito en el boleto" (sentado en el metro lo ovalle)

la esperanza no se opaca, pero se guarda, la alegría no se muere, solo se congela, el anhelo no se destruye, se duerme, descanso y ahora yo soy el que está enfermo, me cuesta tanto admitirlo porque no lo tenía previsto, ¿pero quién lo tiene?, yo no, estaba corriendo afuera de mi ventana y decidí seguir su trotar, me rasmillé sin caerme y la meta no existe, el simple placer del aire chocando en tus canillas, tomarte la mano y quemarte la rabia, en llamas violetas, violentas, amantes y pasajeras (no te asustes de lo que te digo), ¿qué es lo eterno?, hasta los dioses mueren y nacen en mi conciencia, adulterando el paso del tiempo, magullado por el transpirar, requesbrajado pero latente, no distante, sino mutante y en continua expansión, como el amor y el manojo de términos abstractos que usamos para explicar lo que pasaba acá, en tu hogar, en mi hogar, en la escalera del metro mientras la gente no pensaban nada al pasar, a mi lado sientes, en la distancia, no tengo la mas absoluta idea ¿estoy muy equivocado? (tal vez), ¿me has buscado? (no).

(cierro la puerta, sin llaves, los amigos y las botellas esperan... yo igual)

viernes, 14 de agosto de 2009

"lembach"

la acompañé al policlínico y llegando a casa tomamos juntos una taza de té, conversando con ema me di cuenta que le gusta demasiado el queso crema, la estufa prendida acentuaba un conversar dividido en 70 años, sin austeridad, solo calma en el hablar, emociones encontradas y palabras entrecortadas, política y religión, fútbol y bailanta, la comedia y el melodrama no se diferenciaban en nada porque cada vez me atragantaba en el agua, dormido, gravitante, seguimos con la conversación, yo la escuchaba, no pensaba, ni en inglés ni en español, ema detallaba cuando cocinaba para los jinetes del hipódromo, de cuantas veces los ratis la hacían llorar preguntando por marcos, de cuantas veces tuvo que caminar de mi casa hasta el hospital, de los libros que compraba para que yo aprendiera a pensar, me tomo las manos, me dió un consejo, breve y cautivador, precisamente algo que utilizar, no lloré, ella si, la abrazé con su chaleco gris que uso dentro de la casa (el mejor chaleco del planeta) y me retiré de la mesa, siempre pidiendo permiso y realizando un gesto de cortesía, ella me inculcó los modales de la vieja guardia, cuando todos en la calle se saludaban y conversaban

me quedé mirando por la ventana de mi pieza por si algo pasaba, ema estaba en la cocina también mirando por la ventana por si algo pasaba, ella sonríe, yo igual, no hay mucha diferencia en el actuar.

sábado, 8 de agosto de 2009


de vez en cuando sonrío y de vez en cuando le gusta a alguien.

"feria fiera (parte uno)"

al entrar, me tropecé, nadie lo notó, se escucho "la papa la papa", un pendejo gritaba "tu hermana, tu hermana", todo se agitaba y ya dejabas de ser nada, adentro, disperso, fraguado por el sudor y el calor, caminamos en vía recta esquivando todo lo malo, todo lo "pioor", así te entretienes cuando no tienes mas que migas y un cachorro kilterrier mimando el funeral, la pompa fúnebre se paseó entre las ensaladas, las hadas huelen a albaca y yo sigo cagando rojo por la betarraga, la gente es en una amalgama.

martes, 4 de agosto de 2009

"vacaciones de invierno"

camine en el día, jugué pool en la noche, dormí en la madrugada, no despertaba en las mañanas, preparé un desayuno para dos y el pitido del herbidor me acompañó, una de café y dos de azúcar fue la tónica del naranjoazulado, estaba húmedo ya que me bañé acostado, me dormí en la mesa, vacía la despensa, el sol no me acompañó, almorzé a las 21, me despedí a las 20, me muero a los 22, lo irritante es que no tengo voz ni visión, desperté en el baño, borracho y descalzó, vomité en el comedor, me reía solo en la desesperación, no pedí tanto, no soy un mandón, quería un poco de tu olor, le diste mucho color, barrí el desastre, no dormí en dos días, pero soñé en uno, tu tes es pálida dijo, depende quién la mire respondí, cité al arenero pero nadie lo recuerda, es la arena que despeja tus pupilas cuando despiertas, en lo eterno/étereo no almuerzo y no espero, miró y no me siento, magullado el cerebro, retraido por un recuerdo, carga la posé de no estar cuerdo, pero ya es común hablar solo con mi vellos, adentro, extirpo (no sabes cuanto me duele), abajo los calzones, arriba los corazones, aquí se queman todas las razones, estupefactas mis ilusiones, se pierden... quisiste cometer muchas acciones, no egoistas, pero duelen, tu sabes cuanto duele, pero te importa una huéa, por eso te aplaudo, por eso me río, por eso ya no sonrío.