lunes, 17 de agosto de 2009

"5.32 am"

el cromosoma perdido, el cromosoma de dios, un viejo guiando la sonata en do mayor, hiperventilado apuntando a la destrucción, renanciendo de la carne que comiste y olvidaste vomitar (cuidado al tragar), viajas hacia al infinito y se te olvida contar, cuantas estrellas murieron, cuanta sangre se posa en tus labios y en tu cavidad bucal, torax de la guarda, dulce compañía, no me desampares y no pares, en agitarte hasta gritar, en latín, mapudungú y en coa, todo lo empírico se desace en la proa, sigamos adelante ya que no nos falta la cicatriz, que parte mi alma, marcada en tu almohada, cuando la saliva adornaba nuestras ganas, prendo una vela y no me he perdido, veo la muralla de agua y caigo rendido, dispuesto a nadar y asesinar, al que me someta a contemplar

en la hora de mi muerte, no diré amen, pa' que si yo amé bien, adelante de todos aplaudo al ganador, le grito mis defectos y el cielo se torna marrón, caigo en el aire hacia lo finito y distante, la tierra me azota hasta desarmarme en todas las partes, mi cerebro se lo come buda, mis karmas se lo autoimpone el ángel gabriel, mis pulmones fueron excomulgados y nadie me ha dicho cuanto tiempo he estado extraviado, entre el techo y la siguiente parada, entre el hablar y bailar, hasta que tu casa quedé en llamas

las cenizas me las jalo para que aparesca el alba.

No hay comentarios:

Publicar un comentario