lunes, 9 de noviembre de 2009

"cruzé el río grande y ahora me llamo john"

en la aduana del olvido te detuvieron y te sacaron los ovoides a punta de patadas, tu no lloraste, en ese momento solo me dejaste, solo, no pretendo recordarle a una persona con alzhaimer, ni enseñarte a caminar si te comiste las piernas, cuando deje de entregar el mandado, que me pase yo, para vendértelo a ti y a varias, ahí te vas a acordar de mi, porque soy un buen dealer y no pido dinero o palabras de honor, solo silencio, ¿cuesta tanto amor?.

No hay comentarios:

Publicar un comentario