jueves, 3 de diciembre de 2009

"after (desayuno de campeones)"

(15 segundos) corriendo por la calle y se entrecorta la imagen y mi respiración (10 segundos) manos sueltas y huesudas (5 segundos) salto la vereda y me acerco a la puerta, abro la reja y vomito el pórtico (0 segundos) relatar lo anterior debería ser lo interesante pero no hay relatos de las vivencias posteriores, con sus olores y tensiones (entro) cocina nublada y palta a cucharadas, miro en primera persona (si, a veces lo hago como otra persona) el plato y me dicen algo, buena guacho tení una monea, no pero tengo manzanas, no me sirven mierda, bienvenido a lagunas, revolcar hasta emancipar, las verduras surtidas y las virgenes suicidas, kristen y la otra que era linda, tengo las piernas hecha añicos con las patadas, los palos y las piedras, toco madera y me siento en la escalera, para poder pensar (nada), para decir algo (nada) y de repento nado, con mis brazos cansados y mis branquias compradas en la feria del sábado, con olor a mostaza y a resequedad, pero estaba comiendo paltas y mi olor a hachís lo percibe el perro, baila, baila bien, demasiado bien para un perro simpático que no ladra, solo habla, pero ojo no estoy drogado, si lo estuviera el me daría un consejo, hací entablaría una conversación, dispar y paternalista, donde me obligaría a aprender de mis errores, pero tengo tantas ganas de equivocarme siempre, ganas de caerme siempre, para pararme y parar, para luego caminar (me siento en la puerta de una casa, no es mi casa, pero quisiera que lo fuera porque ya es hora de dormir).

No hay comentarios:

Publicar un comentario