miércoles, 15 de diciembre de 2010

"la raíz del problema"

en la esquina de mi casa venden esperanza (droga nociva para la moral), a dos esquinas hacia el sur hay una iglesia evangélica (droga dañina para el espíritu), mas al norte venden abrazos (a mano armada) y cerca está la calle armada nacional (lo mas nacional son las zapatillas de los cables, una armada los colgo ahí) hay niños (niños), cabros chicos, cabros culiaos, cabros maldadosos, cabros guachos, cabros volaos, cabros trabajadores, cabros ladrones, cabros grandes que les pegan a los cabros chicos, porque los cabros viejos les pegan a ellos y los pacos les pegan a los cabros más viejos, toda la culpa es de los pacos, pacos culiaos.

lunes, 13 de diciembre de 2010

"cartoné"

en la radio dijeron "la corrupción de los pocos", eso deja la pelota botando para decir la tradición de los cocos, pero la verdad, no tenía ningún sentido la frase, ni la que pensé y ni la que escuché, me sentí mirando un ahorcamiento público, mi madre tomando mi cuello y enderezándolo para que no me perdiera ningún detalle, para ser más hombre, más responsable, dublines para la mesa, lucas pal bolsillo, peniques para el vino, vino que lo único que ayuda a corromper son los labios, en la mañana pintados con el color de una caja que costó... ¿cuanto costó?, yo esperé afuera de la botillería, hipnotizado con los juegos de azar, morandé con compañía y uno que otro calendario con una mina tetona, no tenía oportunidad de saber el precio, salimos y mi compañero de jornada mencionó "falta vuelto", pero ya estábamos borrachos, ahí le encontré un sentido a la frase de la radio.

"exámen"

susurro dentro del metro y las ventanas se revientan en dos tiempos, nunca divididos porque es el trago amargo, caminar descalzo y bajarse para caer, caer hondo, profundo y golpearse, desatar la ira de tu mejor amigo, tu, ¿y donde está el hippie que te dice parate y camina?, solo es la ilusión de no estar sentado solo en las mañanas, tu, ni en la micro, solo, ni defecando y esperando hora en el policlínico (ya defecado) a las 7 am porque un minuto más tarde empieza roma, el triunvirato de las piernas lazeradas y los hijos de las perras, la ira desatada, recuerda comprar la pelota con forro de colores que rebota en las palmas, como los buenos recuerdos, arrodillado y todo gigante, elevarte en brazos ajenos, para ver que no hay diferencias del ahora y el ayer, los errores no canonizan, solo son errores

niños pobres a guata pelada.

lunes, 27 de septiembre de 2010

"limbo sentado"

en la carretera uno no duerme, gente que pasa rápido y las cosas rápidas son fomes en verdad, a veces se piensa tanto en lo rápido, que pasan los años y las temporadas sin pensar en los minutos que se pierden, pensando tanto en las cosas que pasaron hace rato y que están lapidadas por nuevas conjeturas que pasan rápido, porque ojo, si uno no se da cuenta de todo este proceso, uno tiende a quedarse atrás en su propio presente y ni siquiera se vive en el pasado, si no, en un espacio tiempo distinto a los dos mencionados anteriormente, como un limbo, donde se permite botar sachets de condones y hablarse despacito dentro de uno, despacito cuando uno dice permiso en la micro para pararse, usai jumper y sabi que te están mirando la raja todos los del fondo, o despacito como cantaba pedro fernández, claro, con esos pantalones ahorcándole los cocos como no iba a cantar despacito, pero volvamos a lo que nos trae de nuevo acá, que en la carretera uno no duerme, se piensa mucho, pero cuando uno no piensa, habla weas, por hablar weas, pero en la carretera es distinto, porque en un rato estai 100 km mas adelante y antes estabas pensando lo mismo que piensas ahora, por eso el ejercicio cuántico, a veces es bueno ser serio, en los viajes se es realmente serio, fome quizás, pero un cierto aura de solenmidad te envuelve, a tu frazada, a tu almohada dura y al desayuno frío de la mañana.

jueves, 7 de enero de 2010

"felipe"

me guardaste tanto tiempo en tu celular como felipe, para que no te pillaran, para que no te olvidaras y yo seguía tomándome el alcohol del botiquín, insistía en irme al cerro santa lucía para poder escribir en piedra detalles, junto a las fechas de los pololos flaites y dedicatorias al colo-colo, cosas como “tus calcetines maricones se me rompieron”, “esa bufanda que me diste se la llevo mi polola ayer”, cuando todo parecía estacionario y a veces agrio, insistes en escribirme y te pillo, siempre te he pillado porque yo te conozco más que él, que te pone en cuatro, te chupa los senos y te arquea la espalda, yo me conformo con no manchar las sábanas para no sentirme patético, descalzo y mal (si, si... lo tengo asumido)

al final de cuentas, (como te miento) tu eres la que se hace mal.

pero... ¿tu creí?

domingo, 3 de enero de 2010

"un supuesto (grito en la oreja)"

en tu reino fui rey, fui dictador y sometí, fui traidor y derroqué lo que había que dejar, toma mis palabras bajo un compás musical que nos rememora un paseito por la calle agustinas, un día de verano donde la apec aterrizó, una tarde de invierno en la casa y tu mamá no estaba, ahí culiamos y nos amamos, con la fuerza de dos martillos sobre una mesa de vidrio (la idea es que te lo imagines y te lo explico de a poquito, porque sé que eres lenta estando drogada) y nos dormimos mientras el dvd solo pasaba los menús, tenía que gritarte en el tímpano que las cosas no funcionaban, pero a mi me gustaba, tenía que escribirte una carta para que nunca llegara, por eso ya no tomo micros y solo camino, porque sentado me vuelvo loco y ya no puedo pagar más vidrios a alsacia, ya no, apenas me puedo mis nudillos fragmentados y tu apenas te puedes las ganas, porque las hay, pero eres tan miedosa mierda, eres tan vanidosa y tan bonita, que tengo las weas hinchadas por no decirte “puta la wea sabi que me gustai caleta” y todo lo que relaté anteriormente no ha pasado, pero sería guapo, sería simpático y al comenzar algo me imagino ya los finales, ya pienso en las opciones y soluciones, si, estoy loco, hola ¿como estás?, cuídate.