jueves, 7 de enero de 2010

"felipe"

me guardaste tanto tiempo en tu celular como felipe, para que no te pillaran, para que no te olvidaras y yo seguía tomándome el alcohol del botiquín, insistía en irme al cerro santa lucía para poder escribir en piedra detalles, junto a las fechas de los pololos flaites y dedicatorias al colo-colo, cosas como “tus calcetines maricones se me rompieron”, “esa bufanda que me diste se la llevo mi polola ayer”, cuando todo parecía estacionario y a veces agrio, insistes en escribirme y te pillo, siempre te he pillado porque yo te conozco más que él, que te pone en cuatro, te chupa los senos y te arquea la espalda, yo me conformo con no manchar las sábanas para no sentirme patético, descalzo y mal (si, si... lo tengo asumido)

al final de cuentas, (como te miento) tu eres la que se hace mal.

1 comentario: